4 lugares que no debes perderte en un viaje a Menorca

Ciudadela de Menorca
Si bien Menorca es una isla pequeña, está llena de sitios bellos e atrayentes para visitar. Además de esto, la gastronomía menorquina puede hacer las exquisiteces de los paladares más exquisitos.

Deseas descubrir algunos de los mejores sitios viajando a Menorca? Si es de este modo, no olvide considerar las sugerencias a continuación.

1. Mahón, la capital de Menorca

Mahón ofrece muchas ocupaciones para los visitantes, en especial en verano. Pero si puede planear su viaje para que el Celebraciones, que tienen rincón a principios de septiembre, vas a poder disfrutar de un magnífico espectáculo con música en directo, caballos y fuegos artificiales.

Si eso es imposible, no se preocupe pues Mahón es un espacio fabuloso a lo largo de todo el año. Da un paseo y empápate del ambiente mientras admira los coloridos inmuebles en todo el camino. Otra alternativa es investigar algo de arte callejero o gozar de sus opciones de cocina.

Se puede destacar que una de las condimentas más famosas de todo el mundo tiene su origen en este pueblo de Menorca. Es la salsa de mahonesa que debe su nombre a la isla de Mahón.

2. Isla del Lazareto, un lugar lleno de historia

Merced a Alquiler de yates en Menorca Es posible escapar del puerto de Mahón hacia la Isla del Lazareto; una pequeña isla con una historia oscurísimapor el hecho de que fue un lugar de cuarentena para personas con fiebre amarilla, lepra y otras terribles enfermedades en el siglo XIX.

Pero todo lo mencionado es cosa del pasado, porque hoy en día solo hay sitios que no te puedes perder al visitar Menorca.

Playa de Menorca

3. La siempre y en todo momento tranquila playa de Cavalleria

En el momento en que se charla de Menorca es imperativo mentarlo costa de arena virgen. Para quienes agradan de gozar del sol en paz, la playa de Cavalleria es sin duda un lugar ideal pues aquí no hay nada masificado.

Es un Playa natural en la costa norte de Menorca Solo es alcanzable caminando, ya que está a unos 10 minutos del estacionamiento gratuito mucho más próximo. No hay bares, tiendas ni sitios de comidas, por lo que es esencial llevar provisiones.

4. Binidali, un espacio como otro tiempo

Binidali es otra playa de visita obligada. Está lleno de agua cristalina color aguamarina. Al tiempo que estás apartado, puedes aproximarte a un bar que tiene una vista verdaderamente increíble de la roca.

Es una playa pequeña y apacible, pero con un ámbito sin igual. Si busca un territorio completamente nuevo donde no se sienta la huella humana, no dude en buscar Cala Biniparratx, en la costa este. En este punto hay un desfiladero de piedra caliza en una bahía cuidada con una llanura arenosa al final.

Subir