Todo sobre Calatañazor - qué ver, comer, historia, cómo llegar

Ahorra tiempo y dinero reservando ya tu hotel en Calatañazor con Booking, asimismo hay hostales, casas rurales y pisos.

Aquí tienes una guía con todo cuanto hay que ver en Calatañazor, también puedes explotar para conocer Soria.

Casas tradicionales de estilo rústico de Calatañazor
Viviendas tradicionales de estilo rústico de Calatañazor 

Castillo de Calatañazor

Se ubica en lo alto de un cerro dominado el conjunto histórico, con vistas al Valle de la Sangre.

Fue construido en el siglo XII, aunque se realizaron varias reformas entre los siglos XIV y XV.

Castillo de Calatañazor, a sus pies se vivió la famosa batalla donde Almanzor perdió el tambor
Castillo de Calatañazor, a sus pies se vivió la famosa batalla donde Almanzor perdió el tambor

Hoy día las ruinas mejor preservadas son las de la Torre del Homenaje.

Además de algunos restos del foso que rodeaba el castillo, tal como las viejas murallas que llegaban hasta su base.

A sus pies se prolonga el conocido como Valle de la Sangre, lugar donde cuenta la historia se causó la primera derrota de Almanzor a manos de las tropas cristianas.

Durante varios años fue vivienda de la familia Padilla, con lo que también es conocido como Castillo de los Padilla.

Iglesia de Nuestra Señora del Castillo

Aunque tiene un origen románico, actualmente se pueden ver muestras de múltiples estilos arquitectónicos en su construcción y ornamentación.

Desde el estilo mudéjar que recuerda el pasado árabe de la villa, hasta el recargado retablo mayor barroco del siglo XVII.

Iglesia de Nuestra Señora del Castillo entre las calles medievales de Calatañazor
Iglesia de Nuestra Señora del Castillo entre las calles medievales de Calatañazor

En el interior sus principales bienes son:

  • Pila bautismal románica del siglo XI.
  • Talla del Cristo del Amparo del siglo XV.
  • Imagen de la Virgen Santa María del Castillo del siglo XIII.
  • Custodia de plata del siglo XVII.

Ermita de la Virgen de la Soledad

Se ubica fuera del recinto amurallado de la villa.

Aunque una parte importante ha sido restaurada, aún se conservan importantes datos de su primera construcción románica, es el caso del ábside y la puerta norte.

A lo largo de las Jornadas de Música Medieval, celebradas todos cada sábado de agosto desde 1977, cobra particular importancia como entre las sedes del evento musical.

Rollo de Justicia

También llamado Picota de Justicia, se empleaba como sitio de ajusticiamiento durante la Inquisición.

Picota de Justicia de Calatañazor
Picota de Justicia

Ruinas de Voluce

Están situadas en lo prominente del cerro de los Castejones, precisamente a un quilómetro de la ciudad.

Son los restos que se conservan del viejo asentamiento celtíbero que dio origen a la villa soriana.

Sabinar de Calatañazor

Un bosque de unas veinte hectáreas con muy, muy antiguas especies de sabinas albares o enebro, proclamado Reserva Natural en el año 2000.

Junto con el próximo Monumento Natural de la Fuentona, forman uno de los parajes naturales más visitados de la provincia de Soria.

Historia de Calatañazor

Los orígenes se remontan al siglo III a. C., si bien por ese momento el primitivo ubicación estaba precisamente a un quilómetro de distancia de su localización de hoy.

Los primeros morador fueron los arévacos, una tribu clasificada como celtíbera, en aquella temporada el establecimiento llevaba el nombre de Voluce.

Calles de Calatañazor ancladas en su esplendoroso pasado medieval
Calles de Calatañazor ancladas en su esplendoroso pasado medieval

Aún en el momento en que los romanos ocuparon la península ibérica en el siglo I a. C., la ciudad permaneció en su vieja ubicación.

El traslado no se produjo hasta el siglo V, tras las temidas invasiones bárbaras.

El nombre de Calatañazor procede de su pasado árabe.

En el momento en que los musulmanes invadieron España en el siglo VIII, renombraron la villa como Qalat an-Nusur, cuyo concepto viene a ser Castillo de las Águilas.

Soportales de madera sujetando las tradicionales casas de Calatañazor
Soportales de madera sujetando las habituales casas de Calatañazor

En este periodo se produjo la Guerra de Calatañazor, en el momento en que se enfrentaron las tropas de Almanzor, caudillo del Califato de Córdoba, con el ejército católico unido de los reinos de Castilla, León y Navarra.

La batalla se produjo en julio del año 1002, según se cuenta, fue la primera contienda tras prácticamente 20 de años de victorias que habría perdido Almanzor.

Si bien, no se conoce con exactitud qué parte de lo que se cuenta es real y cuál es historia de historia legendaria.

Lo que sí ha pervivido durante los siglos es el dicho «en Calatañazor perdió Almanzor el tambor», en referencia a la caída en desgracia del musulmán desde entonces.

Estatua en homenaje a Almanzor en Calatañazor
Estatua en homenaje a Almanzor en Calatañazor

En el momento en que la villa fue ocupada por los cristianos se le cedió al linaje de los Padilla, llamados señores de Calatañazor.

Aunque la familia era oriunda de la ciudad el día de hoy famosa como Coruña del Conde, en la provincia de Burgos.

Desde el siglo XVII fue incluida entre los dominios de los duques de Medinaceli.

Un siglo más tarde formó una parte del patrimonio del Marquesado de Feria, al morir sin descendencia el último duque.

Al final, desde el siglo XIX forma parte a la provincia de Soria, siendo uno de sus principales sitios de interés.

Fiestas de Calatañazor

Las fiestas patronales son en honor del Santo Cristo del Amparo, la segunda semana de septiembre.

Por su parte la patrona es Santa Isabel, cuyas fiestas se festejan alrededor del día 2 de julio.

Uno de los eventos mucho más multitudinarios son las Jornadas de Música Medieval, cuando se puede vivir un auténtico viaje al pasado mediante la música.

En la Iglesia de Nuestra Señora del Castillo y la Ermita de la Virgen de la Soledad se organizan conciertos de música medieval todos cada sábado de agosto.

Detalle de una de las casas tradicionales de Calatañazor
Detalle de una de las viviendas tradicionales de Calatañazor

En noviembre son las Jornadas Mozárabes, todos los últimos días de la semana de ese mes la villa recuerda su esplendoroso pasado musulmán.

Es un acontecimiento organizado por tres viviendas rurales de la zona, esos días cambian el menú de sus sitios de comidas para aunar las tradiciones musulmanas y cristianas, mientras que los comensales siguen el ritmo de la tradicional danza del vientre.

Los competidores del acontecimiento son vestidos con trajes habituales árabes, para finiquitar dando un recorrido por el pueblo iluminado por el fuego de las antorchas.

Comer Calatañazor

Comparte gastronomía clásico con el resto de la provincia soriana, una comida contundente que calme el frío que arrecia durante el invierno.

Son habituales los entrantes con setas, la sopa castellana, el queso o la morcilla dulce de Soria.

Por su parte entre los platos principales los reyes son los asados castellanos, pueden ser de cordero o cochinillo, pero en todo caso son exquisitos.

También es destacable la caldereta, las migas pastoriles o los platos de caza.

Sopa castellana, uno de los platos típicos de la gastronomía de Calatañazor
Sopa castellana, uno de los platos típicos de la gastronomía de Calatañazor

Para casar esta increíble comida, nada superior que un vino con Denominación de Origen Ribera del Duero.

Los postres habituales ponen el dulce broche final, como es el caso de las rosquillas, empiñonados o sobadillos.

Se puede degustar la mejor cocina clásico por uno 20€ por persona.

No te quedes sin plaza y reserva tu restaurante en Calatañazor con El Tenedor, puedes conseguir hasta un 50% de descuento en carta.

Cómo llegar a Calatañazor

La mejor forma de llegar es en transporte particular, ya que las conexiones con otras ciudades en transporte público son verdaderamente escasas.

Si precisas rentar un turismo para recorrer la zona, con Rentalcars encontrarás las mejores ofertas entre cientos de webs de reservas.

Hay un autobús que cubre el camino entre la localidad de Soria y Calatañazor, funciona únicamente cada lunes, miércoles y jueves laborables.

Hay que reservar plaza llamando al número de teléfono 900 20 40 20.

Subir

Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario. Selecciona aceptar para continuar navegando. Más información