Todo sobre Santillana del Mar

Considerado entre los pueblos mucho más bonitos de España, sigue leyendo y revela todo lo que hay que ver en Santillana del Mar

Qué ver en Santillana del Mar, uno de los pueblos más bonitos de España
Qué ver en Santillana del Mar, uno de los pueblos mucho más bonitos de España

No en balde fue declarada Grupo Histórico Artístico en 1889 y pertence a las localidades mucho más visitadas de Cantabria.

Popularmente es famosa como la “villa de las tres patrañas”, ya que no es santa, no es llana, ni tiene mar.

Varios de los edificios históricos fueron rehabilitados como hospedajes, descubre toda la oferta disponible en Booking.

Qué hacer en Santillana del Mar

Aquí tienes una vídeo-guía completa para conocer Santillana del Mar, asimismo tienes la opción de apuntarte a un tour GRATIS.

Si te agradó el vídeo, regálanos un Me Gusta y suscríbete a nuestro canal de Youtube.

Colegiata de Santa Juliana

Fundado para acoger las reliquias de Santa Juliana de Nicomedia, la población se estableció a su alrededor durante la Edad Media.

Construida en el siglo XII, se considera una de las mejores muestras del románico de Cantabria.

Por ese fundamento fue declarada Monumento Nacional en 1889.

Colegiata de Santa Juliana, una joya del románico en Cantabria
Colegiata de Santa Juliana, una joya del románico en Cantabria

Llama la atención la portada sur, si bien sus arquivoltas de medio punto no tiene decoración alguna.

Sobre ellas se extiende una secuencia de esculturas humanas de estilo románico, con un pantocrátor bastante bien preservado en el centro.

Remata el conjunto un frontón con la imagen de Santa Juliana, y sobre él una galería de quince arcos.

Al lado de ella hay una torre cilíndrica original del edificio románico.

Otro punto de interés es la cabecera, donde se conservan tres atrayentes ábsides semicirculares.

Y finalmente el claustro, tiene 43 capiteles románicos con profusa decoración geométrica, vegetal y bíblica.

Ya en el interior se mantiene la tumba de Santa Juliana de Nicomedia, torturada durante la persecución de Diocleciano.

Asimismo es de interés el Cartulario o Libro de Regla de la Colegiata de Santa Juliana, declarado por sí solo Bien de Interés Cultural.

Ábsides de la Colegiata de Santa Juliana en Santillana del Mar
Ábsides de la Colegiata de Santa Juliana en Santillana del Mar

En el conjunto artístico cabe señalar el Altar Mayor, mezcla de estilos gótico y plateresco.

Así como la Capilla Bautismal, con una pila y un pantocrátor románicos.

Sin olvidar las pinturas flamencas del siglo XV o el órgano barroco, incluido en los órganos históricos de Cantabria.

El horario de la Colegiata de Santa Juliana es: de martes a domingo, de 10:00 a 13:30 y de 16:00 a 19:30 horas en verano y hasta las 18:30 horas en invierno.

La entrada general cuesta 3€.

Casonas

Las más famosas son las Viviendas del Águila y la Parra, y tambiéndificios anejos pero independientes, situados en la Plaza Mayor.

Ambos son usados hoy día como Sala de Exposiciones. 

A sus pies se puede ver la escultura de un bisonte, obra del artista Jesús Otero. 

Casa de la Parra en Santillana del Mar
Casa de la Parra en Santillana del Mar

En la misma plaza está la Casa Consistorial, y tambiéndificio barroco del siglo XVIII.

Ayuntamiento de Santillana del Mar en la Plaza Mayor
Municipio de Santillana del Mar en la Plaza Mayor

Por último, de la Plaza Mayor cabe destacar la Casa Barreda-Bracho, desde 1944 acoge el Parador Nacional de Turismo Gil Blas.

Parador de Turismo Gil Blas en la antigua Casa Barreda-Bracho
Parador de Turismo Gil Blas en la vieja Casa Barreda-Bracho

Ya junto a la Colegiata de Santa Juliana está la Casa de los Abades, también conocida como Casa de la Archiduquesa Margarita de Austria

Actualmente acoge el Museo del Barquillero.

Casa de los Abades o Casa de la Archiduquesa Margarita de Austria, actual Museo del Barquillero
Casa de los Abades o Casa de la Archiduquesa Margarita de Austria, actual Museo del Barquillero

En oposición al lavadero podemos consultar la Casa de los Quevedo y Cossío, cuando se edificaron en el siglo XVII eran dos casas separadas.

El día de hoy están unidas formando una escuadra, destacando el escudo de piedra de una de sus testeras.

Casa de los Quevedo y Cossío, ubicadas cerca de la Colegiata de Santa Juliana
Casa de los Quevedo y Cossío, situadas cerca de la Colegiata de Santa Juliana

Asimismo llama la atención el escudo de piedra de la Casa de los HombronesCasa de los Villa.

Escudo de la Casa de los Hombrones o Casa de los Villa
Escudo de la Casa de los Hombrones o Casa de los Villa

Por su lado la Casa de Leonor de la Vega lleva el nombre de la madre del primer marqués de Santillana.

Casa de Leonor de la Vega en Santillana del Mar
Casa de Leonor de la Vega en Santillana del Mar

Al final se puede destacar la Casa de Valdivieso, construcción del siglo XVIII que hoy día acoge el Hotel Altamira.

Palacios

Entre los más llamativos es el Palacio de Velarde, ubicado en la Plaza de las Arenas.

También conocido como Palacio de las Arenas, fue construido en el siglo XVI por encargo de Alonso de Velarde.

Palacio de Velarde o Palacio de las Arenas en Santillana del Mar
Palacio de Velarde o Palacio de las Arenas en Santillana del Mar

Por su parte el Palacio de Benemejís funión europea construido por Francisco Miguel de Peredo, por lo que también recibe el nombre de Palacio de Peredo-Barreda.

Después pasó a manos de la familia Barreda y al final a la marquesa de Benemejís.

Torres

En medio de una Plaza Mayor se alza la Torre de Don Borja, hoy en dia utilizada por la Fundación Santillana.

Lleva el nombre de su último residente, don Francisco de Borja Barreda.  

Torre de Don Borja en la Plaza Mayor de Santillana del Mar
Torre de Don Borja en la Plaza Mayor de Santillana del Mar

Asimismo en la Plaza Mayor se encuentra la Torre del Merino o La Torrona, la edificación mucho más antigua de la plaza.

Fue construida en el siglo XIV como vivienda del merino de las Asturias de Santillana, el día de hoy acoge un Centro de Exposiciones.

Torre del Merino en Santillana del Mar
Torre del Merino en Santillana del Mar

Convento de San Ildefonso

También recibe el nombre de Convento de las Dominicas, en tanto que ellas fueron sus primeras moradoras.

Convento de San Ildefonso o Convento de las Dominicas en Santillana del Mar
Convento de San Ildefonso o Convento de las Dominicas en Santillana del Mar

En la actualidad es hogar de las Hermanas Clarisas, trasladadas en el 2007 desde el cercano Convento de Regina Coelis para tener más calma y recogimiento.

Museos

Primeramente resaltamos el Museo de Jesús Otero, situado en frente de la Casa de los Abades y al lado de la Colegiata de Santa Juliana.

Acoge mucho más de 50 obras de Jesús Otero, escultor perteneciente de Santillana del Mar nombrado Hijo Predilecto de Cantabria.

Museo de Jesús Otero en Santillana de Mar
Museo de Jesús Otero en Santillana de Mar

También se puede visitar el Museo Diocesano Regina Coeli, ubicado en el Convento de los Dominicos.

En el momento en que se constituyó en 1967, fue el primer museo diocesano de España.

Museo Diocesano Regina Coeli en Santillana del Mar
Museo Diocesano Regina Coeli en Santillana del Mar

Al final está el Museo de la Tortura “El Solar”, con más de 50 instrumentos y aparatos de tortura desde la Edad Media hasta la Revolución Industrial.

Museo de la Tortura “El Solar”
Museo de la Tortura “El Del sol”

Alrededores de Santillana del Mar

Aparte de todo cuanto hay que ver en Santillana del Mar, en los alrededores hay 2 visitas imprescindibles.

Cueva de Altamira

Descubierta a fines del siglo XIX, sus paredes y techos están cubiertos por pinturas rupestres con más de 14.000 años de antigüedad.

Se considera la Capilla Sixtina del arte prehistórico y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Pinturas rupestres en la Neocueva de Altamira
Pinturas rupestres en la Neocueva de Altamira

Actualmente la visita está muy limitada, para eludir el deterioro del microclima que deja la conservación de las pinturas.

Únicamente se deja el acceso de cinco personas cada viernes, seleccionadas aleatoriamente entre el público asistente.

Para que absolutamente nadie se pierda esta maravilla de la prehistoria, se ha construido a su lado el Museo de Altamira.

Aquí se encuentra la Neocueva de Altamira, una recreación milimétrica de las pinturas rupestres de la cueva original.

Caballo representado en las pinturas de la Cueva de Altamira
Caballo representado en las pinturas de la Cueva de Altamira

El horario del Museo de Altamira es:

  • De mayo a octubre: de martes a sábados de 09:30 a 20:00 horas.
  • Desde noviembre a abril: de 09:30 a 18:00 horas.

En ambos casos, los domingos y festivos solo abre hasta las 15:00 horas.

La entrada general cuesta 3€ y la achicada 1,50€.

El acceso es gratuito cada sábado a partir de las 14:00 horas y cada domingo.

Zoo de Santillana

Ocupa unas 6 hectáreas de extensión, su nombre oficial es Zoológico y Parque Cuaternario de Santillana del Mar.

Aquí conviven más de 2.000 animales de más de 400 especies diferentes, ciertas de ellas en peligro de extinción.

El recinto se divide en diferentes áreas temáticas:

  • Parque Cuaternario, recrea la fauna que existió hace unos 14.000 años.
  • Jardín Tropical, con más de 20 especies de mariposas.
  • La Granja, encargada de los animales domésticos.

El horario del Zoo de Santillana es: todos y cada uno de los días desde las 09:30 horas hasta el anochecer.

La entrada general cuesta 20€ y la achicada 10€.

Historia de Santillana del Mar

Existen evidencias de asentamientos humanos desde la prehistoria.

En concreto en la Gruta de Altamira, donde hay pinturas rupestres con más de 14.000 años de antigüedad.

Desde entonces y hasta la Edad Media hay un vacío en la historia, a excepción de algunos hallazgos arqueológicos.

Vendrían a demostrar el asentamiento humano en la Edad de Hierro y más tarde alguna población romana.

Réplica de las pinturas rupestres de la Cueva de Altamira
Réplica de las pinturas rupestres de la Gruta de Altamira

Tampoco se sabe con precisión en el momento en que llegaron los primeros cristianos.

Sí se tiene constancia de la existencia del Monasterio de Santa Juliana en el siglo IX, precedente de la actual Colegiata de Santa Juliana, construida en el siglo XII.

Precisamente de ahí deriva su nombre, dado que en el monasterio estaban las reliquias de Santa Juliana de Nicomedia.

Próximamente pasó a ser conocida como Villa de Sancta Illana, transformándose en Santillana.

Al final se añadiría “del Mar” por su proximidad con el Cantábrico.

Su ubicación en una de las variaciones del Camino de Santiago dejó un rápido desarrollo, obteniendo varios permisos de los reyes de Castilla.

A comienzo del siglo XIII recibió el título de villa y se transformó en capital de las Asturias de Santillana.

Colegiata de Santa Juliana, el edificio religioso más importante de Santillana de Mar
Colegiata de Santa Juliana, el edificio espiritual más esencial de Santillana de Mar

Cuando la Colegiata de Santa Juliana pasó a formar parte de la Diócesis de Burgos, se inició un período de ocaso del poder eclesiástico en favor del poder civil.

Entre los siglos XIV y XVI se construyeron la mayoría de torres y palacetes que han llegado hasta nuestros días.

A mediados del siglo XV Juan II de Castilla le dio el título de marqués de Santillana a Iñigo López de Mendoza, como agradecimiento por su asistencia en la Guerra de Olmedo.

Después el Marquesado de Santillana pasó a formar parte del Ducado del Infantado, cuando su hijo recibió entre los títulos nobiliarios más esenciales de España de mano de los Reyes Católicos.

El ocaso empezó en la Edad Actualizada, en el momento en que fue integrada dentro del Corregimiento de las Cuatro Villas, cuya capital se estableció en Laredo.

La situación empeoró tras el Pleito de los Vales.

Torres y palacetes nobles en la Plaza Mayor de Santillana del Mar
Torres y palacios nobles en la Plaza Mayor de Santillana del Mar

El hallazgo de la Gruta de Altamira en el siglo XIX dio a comprender la localidad mundialmente, su grupo pictográfico prosigue considerándose entre los más importantes del arte prehistórico.

Ese mismo siglo se consiguió la declaración como Grupo Histórico Artístico, dando un fuerte impulso a la industria turística.

En los últimos tiempos el auge del Sendero de Santiago del Norte ha traído un gran número de visitantes nacionales y extranjeros, situándose como una de las localidades más turísticas del país.

Fiestas de Santillana del Mar

El 5 de enero se festeja el Coche Sacramental de los Reyes Magos, celebración declarada de Interés Turístico Regional en conjunto con la Cabalgata de los Reyes Magos.

Toda la ciudad se vuelca en la representación de las ocho escenas del coche sacramental.

Para acabar con las 4 escenas de la cabalgata y la distribución de regalos a los pequeños de manos de los propios Reyes Magos.

Plaza Mayor o Plaza del Mercado de Santillana del Mar
Plaza Mayor de Santillana del Mar, el centro de las celebraciones populares

El 28 de junio son las Fiestas de Santa Juliana, en honor de la patrona de la villa.

Por su lado entre los días 15 y 16 de agosto es la Fiesta de San Roque, con una popular romería.

Además de las fiestas religiosas, existen varios festivales atrayentes:

  • Festival de Títeres, entre abril y mayo.
  • Festival de la Capa y la Espada, en junio.
  • Santillana al Aire, entre julio y agosto.
  • Festival de Música Infrecuente, en septiembre.

Comer en Santillana del Mar

La cocina clásico es muy diferente, con platos contundentes en los que se utilizan productos del mar, del prado y la huerta.

Con artículos del mar se elabora:

  • Sorropotún o marmita de bonito
  • Maganos o calamares
  • Pastel de cabracho
  • Almejas a la marinera
  • Merluza en salsa verde, rebozada o a la plancha
  • Rape, lubina, dorada o rodaballo

Del interior también llegaron deliciosos platos, como el cocido montañés, el cocido lebaniego o la carne de vacuno.

Tienda de productos gastronómicos tradicionales en Santillana del Mar
Tienda de productos gastronómicos habituales en Santillana del Mar

Pero indudablemente los artículos lácteos y sus derivados son los mucho más consumidos, especialmente la tablet con leche.

En los obradores venden este delicioso bizcocho acompañado de un vaso de leche, asimismo hay sobaos y quesadas.

Reserva ahora tu restaurante en Santillana de Mar con El Tenedor, puedes obtener hasta un 50% de descuento en carta.

Obtener en Santillana del Mar

La pluralidad de modelos habituales gastronómicos es muy grande, en tanto que vienen desde todas y cada una unas partes de Cantabria.

Hay orujo de Liébana, corbatas de Unquera, anchoas de Santoña o sobaos y quesadas pasiegas.

Asimismo hay mermeladas artesanas, miel, conservas, quesos, embutidos, tabletas de chocolate, vino, licores, cerveza o sidra.

Tienda de productos artesanales en Santillana del Mar
Tienda de productos artesanales en Santillana del Mar

En las angostas callejuelas verás un gran número de tiendas de recuerdos, souvenirs y modelos típicos.

Asimismo encontrarás una extensa variedad de artículos de elaboración artesanal.

En especial se trabaja mucho el cuero, hay bolsos, mochilas, agendas, cinturones, carteras y monederos o aun alfombras de piel.

De qué manera llegar a Santillana del Mar

Hay 2 compañías que dan sendas en autobús desde Santander, La Cantábrica y Alsa.

La Cantábrica tiene un camino desde Santander a San Vicente de la Barquera, con parada en Torrelavega, Santillana y Comillas.

El viaje dura unos 40 minutos, el billete cuesta 2,65€.

Viajando con Alsa habría que llevar a cabo transbordo en Torrelavega.

Zona de aparcamiento junto al casco histórico de Santillana del Mar
Zona de estacionamiento junto al casco histórico de Santillana del Mar

Otra opción alternativa es viajar en transporte especial.

Hasta Santillana del Mar se puede llegar desde la Autovía del Cantábrico (A-8) o la Autovía de la Meseta (A-67), para después linkear con la carretera CA-131 o la CA-136.

Si necesitas alquilar un turismo, con Rentalcars vas a encontrar los costes mucho más económicos entre cientos y cientos de webs de reservas.

Comunmente no hay inconvenientes de estacionamiento en Santillana del Mar, en tanto que se han habilitado varios estacionamientos de capacidad.

Pero eso sí, todos son zona azul.

Subir