S t. Ángel - Puente romano que conmemora la Pasión de Cristo

Uno de los puentes más majestuosos que se pueden admirar durante una visita a Roma es definitivamente el St. Ángel. El edificio ha estado decorando la ciudad desde la antigüedad, aunque su apariencia ha cambiado durante los últimos milenios.. La estructura es de gran valor no solo por su interesante historia y simbolismo religioso, sino por el asombroso patrimonio de arte barroco abierto al público para todos los visitantes de la ciudad eterna.

Puente de San Ángel (en italiano: Ponte San Angelo)

S t. El ángel juega un papel muy importante para los habitantes de Roma desde el comienzo de su construcción. Fue conducido sobre el Tíber, que en el siglo I d.C. fue extremadamente crucial para conectar las dos orillas del río que atraviesa la ciudad. Luego, en la Edad Media, fue un enlace para los peregrinos que iban a la tumba del apóstol St. Peter, y ahora es uno de los monumentos más famosos de la antigua Roma. Su apariencia es notable, porque Ponte San Angelo, a pesar de muchas renovaciones y estructura reforzada, se parece al edificio original erigido por el emperador Adriano.. La primera estructura constaba de solo tres vanos, pero la que hoy se conoce tiene 5 elementos estructurales arqueados, tres de los cuales son originales. El aspecto actual del puente se debe a la finalización de las obras de renovación en 1882, y solo los peatones pueden acceder a él.

¿Dónde está el St. ¿Ángel?

Al visitar Roma, es imposible no visitar el St. Ángel, porque es el pasaje principal de la ciudad vieja al Vaticano, que es un gran mirador. Se encuentra al norte del centro de la ciudad y conduce desde el histórico Mausoleo de Adriano - St. Basílica del Ángel a St. Pedro. Se llega fácilmente desde la Piazza Navona y cerca, al otro lado del río, se puede admirar el Mausoleo de Augusto construido anteriormente.

Puedes leer más sobre las atracciones de Roma en nuestro artículo: Visitar Roma: las mejores atracciones y monumentos de la Ciudad Eterna

S t. Angel - historia

S t. El Ángel fue construido en 134 por orden del emperador Adriano, quien quiso simplificar el camino para que los habitantes llegaran a su mausoleo en el lado derecho del río. Para su construcción se utilizó travertino y toda la estructura era bastante modesta. En el siglo XVI, el Papa Clemente VII colocó figuras de St. Pedro y Pablo y los doce patriarcas realizados por Raffaello da Montelupo. El puente fue un gran vínculo con el Vaticano para los peregrinos que visitaban la ciudad, y el enorme tráfico e intensidad contribuyeron en 1450 al desafortunado incidente relacionado con la estructura que tuvo que ser reconstruida.

Solo en el período barroco, gracias a Bernini, el puente se convirtió en una verdadera obra maestra. Las estatuas anteriores se quitaron aparte de las estatuas de St. Peter y Paul y reemplazados por otros nuevos. Las esculturas de Bernini, o más bien copias de sus esculturas realizadas por sus alumnos, decoran el Puente del Santo Ángel. Solo dos de las figuras son estatuas originales, porque Clemente IX, quien asumió el reinado papal en 1669, las encontró demasiado valiosas como decoración de puentes y ordenó que fueran reemplazadas por falsificaciones.. Hay 9 altas estatuas de ángeles en el puente, cada una de ellas extraordinaria y con un simbolismo especial. El puente se utilizó para castigar a los criminales que fueron ejecutados en él. En los últimos años del siglo XIX se eliminaron las rampas que soportaban ambos lados, se reforzaron las orillas del Tíber y se complementó la estructura con dos nuevos vanos, que aún sostienen el puente.

Puedes leer más sobre Castel Sant'Angelo en nuestro artículo: Castel Sant'Angelo, ¿qué se esconde en el antiguo Mausoleo de Adriano?

puente del ángel sagrado
S t. Anioł y St. Ángel

La tragedia de 1450

En el siglo XV, el Puente de St. El Ángel era el único vínculo entre la ciudad y el Vaticano, como consecuencia de que cientos de peregrinos y jinetes recorrían cada día este camino, que se apretujaban entre los puestos de comida instalados en él. Una tragedia ocurrió en 1450. El puente no pudo soportar el peso de la multitud de peregrinos y la barandilla se derrumbó, matando a unas 200 personas.. Capillas de St. María Magdalena y St. Chicas jovenes.

Simbolismo del Puente de San Ángel

S t. Ángel en el período posterior de su existencia ganó un simbolismo especial, al que contribuyó Giovanni Lorenzo Bernini realizando la decoración. La intención de la decoración de su puente fue crear un plan del Vía Crucis, que es evocar la reflexión en los caminantes y motivo de reflexión.. Para ello, el artista utilizó ángeles colocados a ambos lados de la balaustrada, cada uno de ellos aludiendo a una estación de Cristo diferente del último viaje.

Esculturas de ángeles en el St. Ángel

Cada una de las estatuas diseñadas por Bernini corresponde a un fragmento del Vía Crucis. Hay 9 figuras de ángeles en el puente, y cada una de ellas tiene un objeto diferente relacionado con él en su mano. A su vez, uno de ellos sostiene un látigo en sus manos, el segundo, un pilar y el tercero, una corona de espinas. El próximo de los ángeles tiene artefactos como el pañuelo de St. Verónica, bata y dados, clavos, cruz, la inscripción INRI y una esponja empapada en vinagre. Los ángeles son asombrosos, pero también cumplen con su cometido, haciendo que los turistas reflexionen sobre muchas cosas. También se dice que el puente es una puerta de entrada al mundo de Dios, que no se encuentra en ningún otro lugar que en Roma.

Subir