Cómo beber yerba mate como un local

¿Qué tiene la fuerza del café, las ventajas para la salud del té y el atractivo del chocolate? La yerba mate TourdelViajero analiza de dónde viene esta bebida sudamericana y cómo beberla como lo hacen los argentinos.

Historia

Se cree que el mate fue consumido inicialmente por los indígenas del sur de Brasil. A través de la colonización española, la bebida se extendió al territorio de Paraguay a fines del siglo XVI, antes de viajar a Argentina en el siglo XVII. A medida que el uso se extendió, el mate se convirtió en el principal producto básico de Paraguay.

Yerba Mate |  © Shutterstock

Alrededor de la década de 1650, los jesuitas domesticaron la planta y organizaron plantaciones en Misiones, Argentina. Comenzó una "guerra comercial" con los recolectores paraguayos, que llevó a que los jesuitas fueran expulsados ​​en la década de 1770. Cuando sus propiedades cayeron en ruinas, sus secretos de domesticación fueron olvidados. Cuando Paraguay dejó de desarrollar mate después de la Guerra de la Triple Alianza en la década de 1860, Brasil recuperó el primer lugar como productor de mate.

Los sacerdotes jesuitas domesticaron por primera vez la yerba mate / Flickr

En algún momento de la década de 1900, Argentina volvió a domesticar el mate y se establecieron plantaciones. Mientras que Brasil centró su atención en el café en la década de 1930, Argentina se basó en el consumo de mate y resucitó la economía de la provincia de Misiones, donde los jesuitas tenían sus plantaciones.

Los adornos

Las herramientas para beber mate son sencillas: una calabaza hueca, un termo y una pajita de metal. Las calabazas se hacían tradicionalmente a partir de una calabaza ahuecada, pero ahora se producen a partir de varios materiales, como madera, vidrio, cerámica e incluso silicona.

"Herramientas" del oficio / Flickr

La pajita, o bombilla, tiene un filtro con malla en un extremo para evitar que entren pequeños trozos de hojas que hayan quedado del proceso de elaboración.

A menudo se ve a personas de toda Argentina, incluida la capital, Buenos Aires, caminando por la “Avenida”, llevando el mate y el “termo” en sus brazos. La ciudad tiene numerosas estaciones de servicio de agua caliente para recargar el termo, y las estaciones tienen una gran demanda, ya que el consumo anual se mantiene en alrededor de 22 libras per cápita.

Preparando mate

He aquí cómo preparar a su propia pareja:

Llene una taza de mate curado un poco más de la mitad con yerba mate. Incline la calabaza hasta que el té cubra el costado y casi llegue a la parte superior.

Antes de colocar la pajita, vierta agua caliente en la mitad inferior de la bebida. Lo mejor es una temperatura de 140 a 158 ° F (60 a 70 ° C).

Relájate mientras las hojas de yerba mate absorben el agua. Esto despierta el té.

Coloque el extremo filtrado de la pajita de mate en el té, en ángulo.

Vierta agua caliente, no hirviendo, en el té de yerba mate y beba.

Cuide sus modales

Si alguien te ofrece su pareja, es una señal de respeto y hay una etiqueta permanente para compartir pareja. No es solo una apertura para conocer más sobre la sociedad argentina, sino también la oportunidad de conocer más sobre la persona que se ofrece a compartir. Existe una especie de intercambio ritual que ocurre, que puede hacer que incluso un turista se sienta como si realmente perteneciera.

Diferentes formas de tomar yerba mate | Jardín Botánico

Cuando alguien se ofrece a compartir a su pareja, simplemente disfrútelo y bébalo todo antes de devolvérselo. No se apresure; Beba a su propio ritmo.

Si ha terminado y no le importa más, simplemente diga "gracias" mientras devuelve la calabaza. Si quieres más, retrasa el agradecimiento y espera a que se te vuelva a ofrecer.

En un grupo grande, el compañero hará las rondas, pero solo un individuo es responsable de eso. Al que hace el mate se le llama "cebador". Cuando el mate está listo, el cebador toma la primera porción y vuelve a llenar la calabaza. Luego, entregando la calabaza a la siguiente persona, el cebador espera mientras la persona bebe y devuelve la calabaza vacía. En un grupo lo suficientemente grande, pueden estar circulando dos calabazas, pero el proceso es el mismo: tomar, beber, regresar.

Subir