El famoso puente de Brooklyn en Nueva York


La localidad más visitada del mundo es Nueva York, que año tras año recibe a millones de turistas de todo el mundo para descubrir los múltiples sitios y ocupaciones que da. Indudablemente, la Estatua de la Libertad es su gran símbolo, aunque hay otros que resaltan y pertenecen a las fotos de todo el que que visita la ciudad.

Uno de esos sitios es el famoso puente de Brooklyn, que fue considerada la octava maravilla del mundo cuando se completó, tras el fantástico resultado de su periodo de construcción de 13 años. Este puente conecta el Isla de manhattan con Brooklyn, que tiene prácticamente 1.900 metros de largo y cruza el East River. De estilo gótico, pertence a los puentes más conocidos de todo el mundo al lado del Golden Gate de San Francisco o el Vasco de Gama de Portugal.

El Puente de Brooklyn fue entre los primeros del mundo en tener un sistema de suspensión Alambres de acero, aparte de entre los más largos en ese momento. Se cruzó por primera vez a pie en 1883 y el arquitecto John Augustus Roebling fue el responsable de su diseño y construcción. Cruzarlos a pie es algo mucho más importantes que hay que hacer al conocer la ciudad de Nueva York para disfrutar del horizonte de la ciudad de una manera muy particular.

Además de las pistas, hay dos pistas que se utilizan para Peatones y corredoresque viajan allí solo para poder gozarlo en el sitio. Se encuentra dentro de las imágenes más identificables de la ciudad y se puede ver en todas y cada una de las películas y series realizadas con Nueva York como telón de fondo, así sea pues allí se filmó una escena o porque apareció como entre los panoramas.

Da igual los años que pasen, nunca sufrió ningún daño o es flexible, ya que fue diseñado para aguantar mucho más peso del que soporta en la actualidad. En el momento en que han pasado 100 años desde su inauguración, se explicó Monumento histórico nacional. La recomendación de verlo a la noche es un pase real. Así que trate de reservar tiempo en su viaje para verlo día y noche.


Subir