11 cosas que nunca debes hacer en Brasil

Las imágenes exóticas de Brasil siempre lo han convertido en un país que ocupa un lugar destacado en la mayoría de las listas de deseos. Sin embargo, los informes sobre delitos provocados por las drogas no han escapado a la atención de la prensa internacional.

El resultado es una imagen contrastante de un destino tropical por un lado y una nación peligrosa por el otro, dejando a los visitantes inseguros de lo que deben y no deben hacer.

Para ayudar a aclarar cualquier duda, aquí hay 11 cosas que no debe hacer en Brasil.

No tengas miedo de salirte de los caminos trillados

Lugares como Río de Janeiro, el Amazonas, las cascadas de Foz de Iguazú y Sao Paulo son definitivamente lugares que vale la pena visitar. Sin embargo, no tenga miedo de aventurarse más lejos y explorar lugares como Bonito, Fortaleza, Natal, Santa Catarina, Belem e Ilha Grande, por nombrar solo algunos. Para sugerencias de lugares épicos en Brasil que no están en el itinerario turístico típico.

Go off-the-beaten-track in Brazil | © Pixabay

No dejes tu bolso en el suelo

Hay tres buenas razones para ello. En primer lugar, pone tu bolso en riesgo de ser robado, ya que es muy fácil que alguien lo recoja y se escape con él, posiblemente sin que te des cuenta. En segundo lugar, Brasil es un país tropical con varias especies de bichos y si estás sentado afuera, uno de ellos podría meterse (o peor aún, en) tu bolso.

Por último, dejar tu bolso en el suelo se considera mala suerte. Es una de esas supersticiones que están arraigadas en la sociedad y, ya sea que realmente se crea o no, se le advertirá si lo hace.

No andes con objetos de valor

Brasil ha tenido dificultades con los medios de comunicación que tienden a retratarlo de manera negativa cuando se trata de tasas de crimen y homicidio. Si bien estos incidentes ciertamente no son infundados, tienden a ocurrir principalmente en áreas más pobres o áreas de bandas de narcotraficantes; es decir, lugares que se encuentran fuera de los principales puntos turísticos.

La realidad es que la mayoría de los visitantes de Brasil se van sin incidentes desafortunados. Sin embargo, los asaltos y asaltos ocurren y pueden ocurrir, por lo que es mejor hacer lo que pueda para evitarlo. Deje joyas valiosas en casa, no use su teléfono en la calle y use bolsos que crucen su cuerpo.

No te adentres en las favelas

Algunas favelas son seguras para visitar, como Vidigal en Río de Janeiro. Sin embargo, no se recomienda visitar la mayoría de las favelas, a menos que conozca a un local que lo guiará allí. Como muchas favelas están controladas por bandas de narcotraficantes poderosas e ilegales, si te adentras en su territorio, asumirán que eres una amenaza y reaccionarán en consecuencia antes de hacer cualquier pregunta.

Favela | © Pixabay

Si alquila un automóvil, consulte el mapa cuidadosamente antes de emprender su aventura, ya que a veces el GPS puede enviar a los conductores a las favelas por accidente. Pregunte en su hotel o con un amigable local para verificar su ruta antes de conducir.

No realice un viaje autoguiado a los parques nacionales

Algunos parques nacionales definitivamente puedes visitarlos tú mismo, como el bosque de Tijuca en Río de Janeiro, que está bien señalizado y tiene buena seguridad. Sin embargo, hay otros que siempre es mejor hacer con un guía calificado y de buena reputación. Estos incluyen Pantanal y la selva amazónica, los cuales son lugares increíbles pero potencialmente peligrosos para los exploradores sin experiencia que podrían perderse.

No te vayas sin probar la comida brasileña

A veces es natural desear un McDonalds o algún tipo de comida rápida que le recuerde a su hogar, pero salir de Brasil sin probar la cocina local significa que realmente se lo habría perdido. Desde humeante pão de queijo (pan de queso) caliente por la mañana para el desayuno hasta una abundante feijoada (un guiso de frijoles y carne) para la cena, hay docenas de comidas exclusivamente brasileñas que debes probar. No te olvides de brigadeiro para un dulce capricho y una potente caipirinha para cuando quieras comenzar la fiesta.

cheese-bread-2577183_1280

No asuma que todos hablan su idioma

No todo el mundo en Brasil habla inglés y no cometa el error común de pensar que el español le servirá; El español es similar al portugués, pero sigue siendo diferente y no necesariamente te entenderán. Lo mejor que puede hacer es intentar aprender un par de frases. Los brasileños aman a las personas que hablan portugués y encontrarán cualquier intento de hablar su idioma increíblemente entrañable.

Ten cuidado donde nadas

Hay tres buenas razones para tener cuidado cuando nadas en Brasil. La primera es que algunas aguas están contaminadas y podrías enfermarte después de un largo baño. En segundo lugar, algunas regiones tienen olas y corrientes excepcionalmente fuertes que representan un alto riesgo para cualquier persona que ingrese al mar.

Recife | © Pixabay

En tercer lugar, Recife tiene una población inusualmente grande de tiburones toro, lo que la coloca entre las diez playas más infestadas de tiburones del mundo. Se aconseja no nadar en el mar en Recife. Consulte con un salvavidas en cualquier playa antes de nadar.

No espere una hora exacta

Si programa algo para el mediodía en punto, no se sorprenda si no comienza hasta unos 20 o 30 minutos más tarde. El cronometraje brasileño es un asunto casual y correr a una velocidad vertiginosa para llegar a una cita a tiempo simplemente no se registra. Puede resultar frustrante al principio para aquellos que están acostumbrados a la puntualidad pero no se enojan. De hecho, disfruta de este relajado enfoque del tiempo, en realidad es extremadamente liberador.

No arrojes papel higiénico en el lavabo

En todo Brasil, es mejor evitar tirar papel en el inodoro. Puede salirse con la suya unas cuantas veces y comenzar a sentirse seguro, pero ese momento incómodo llegará en el que terminará bloqueando el baño en un lugar público. Evite este error social simplemente tirando el papel a la papelera al lado del retrete.

No olvide las vacunas

Normalmente, no necesita vacunas antes de volar a Brasil, pero esto puede cambiar y vale la pena verificarlo antes de viajar. La fiebre amarilla es muy recomendable antes de venir a Brasil, especialmente si está visitando el Amazonas. Al ser un país tropical con una gran cantidad de mosquitos, pueden ocurrir brotes de ciertas enfermedades y es bueno verificarlo de antemano.

Si viaja desde Brasil a otro país cuando Brasil tiene un brote, es posible que no se le permita volar a ese país sin mostrar prueba de vacuna. Nunca viaje a Brasil y otros países sin verificar esta información de antemano para evitar retrasos en sus viajes.

Subir